• 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Tour Día Completo

mapa1
DURACION:
6 Hrs y 30 min. Aprox.

GRADO DE DIFICULTAD: Fácil, excepto el volcán Rano Raraku que es de dificultada moderada.

EQUIPO SUGERIDO: Impermeable (invierno) calzado apropiado para caminar, bloqueador solar y ropa cómoda.

HORA DE SALIDA: Durante la mañana.

PUNTO ENCUENTRO: Recepción del hotel. 

 


¿Que visitar en Isla de Pascua?

Éste tour inicia desde el pueblo de Hanga Roa, Rapa Nui. Bordeando la costa, hacia las ruinas del templo de Vaihu. Esta plataforma que se encuentra junto a la atractiva bahía pesquera de Hanga Te'é sostenía 8 moai, cada uno con su tocado rojo. Los moai ahora yacen boca abajo, tal como quedaron cuando los derribaron, en tanto, los tocados, que son cilíndricos rodaron algo más lejos. Continuando al centro arqueológico de Akahanga, con varios moai boca abajo, abandonados durante su traslado. Encontrará restos de "Hare Paenga", conocidas como casas bote, con sus inconfundibles piedras fundamentales y sus terrazas decorativas. La plataforma central alguna vez sostuvo 12 moai y con el tiempo la fueron ensanchando de izquierda a derecha. Bien vale la pena mirar la parte de la plataforma que da al mar, deténgase a observar el moai pequeño, cuyo tamaño y forma hace suponer que se trata de una escultura muy temprana. Detrás de la plataforma hay varios crematorios. No vaya más allá de los carteles, el suelo es muy traicionero, y camine con cuidado en toda la bahía. Luego el volcán Rano Raraku, uno de los platos fuertes de su visita a Isla de Pascua. Con una infinidad de moai que hay en todas las etapas del labrado y con un aire de pueblo fantasma que impregna el lugar, como si un día los escultores hubieran dejado caer sus herramientas para no volver nunca más. En éste lugar se encuentran 397 moai en diferentes etapas de construcción. Una caminata de diez minutos por un sendero lo lleva directo al cráter de éste magnífico volcán. Verá unos 70 moai parados (semienterrados) en las laderas superiores. Está absolutamente prohibido caminar por fuera de los senderos y subir hasta el punto mpas alto, lo que además puede ser extremadamente peligroso. Continuando hacia el Ahu Tongariki recientemente restaurado, con el grupo más numeroso de moai. No se puede describir la primera impresión que se tiene del Ahu Tongariki. Con sus 220 metros desde un extremo al otro, es la estructura ceremonial más grande de toda la polinesia. Después de bajar por su ladera hacia la plataforma, a su izquierda verá 7 tocados que no lograron colocarse en su sitios original debido a su estado de deterioro, y algunas partes de moai de fases anteriores de la misma plataforma, que aparecieron enterrados entre los escombros del ahu durante su excavación. A primera vista pensará que el moai que yace de espaldas en el medio de la plaza debió ser el número 16 de la plataforma, pero si lo observa mejor, verá que no tiene las cuencas de los ojos talladas, por lo que en realidad nunca llegó a estar sobre la plataforma. Seguramente se rompió mientras lo transportaban desde la cantera a su destino final y lo dejaron en medio de la plaza.

Tongariki tiene varios petroglifos que vale la pena mirar. Cuando se acerque a la plataforma, busque los dos círculos de piedra, cada uno de los cuales tiene tallada una tortuga. Caminar por detrás de la plataforma le dará una idea más acabada del tamaño de ésta y de los moai de arriba, además de ser una experiencia de verdadera humildad.
Continuaremos hacia Ahu Te Pito Kura donde podrá apreciar una plataforma intacta con su moai en la posición que quedó cuando lo derribaron hace unos aproximadamente 200 años. Éste gigante es el moai más grande que se haya transportado desde Rano Raraku y se haya erigido sobre una plataforma. Mide 10 metros y pesa 70 toneladas aprox. A la izquierda de la plataforma, rodeada de un muro de piedra hay una roca grande, alrededor de la cual se colocaron otras cuatro piedras más pequeñas. Cuentan algunas leyendas que el primer rey de la isla, Hotu Matua'a la trajo desde Hiva, la mítica isla polinesia de donde vinieron los primeros colonizadores y que por eso está plena de maná. Al igual que muchas piedras volcánicas, tiene un alto contenido de hierro que hace que se caliente más que las rocas a su alrededor y, además, hace que las brújulas se comporten de manera imprevisible cuando se apoyan sobre ella.
Finalmente, la playa de Anakena , la que se ha convertido en una playa idílica del Pacífico Sur, que lo tiene todo, incluso palmeras importadas de Tahití. Las mesas de picnic y la sombra la convierten en el sitio perfecto para tomarse un respiro en el recorrido por la isla. Anakena tiene 3 plataformas originales, la primera que está justo a su izquierda cuando baja a la playa , prácticamente no se distingue si no es desde atrás. La joya de Anakena es su Ahu Nau Nau, que se yergue en toda su majestuosidad sobre la arena. Bajo ésta plataforma se encontró el ojo de coral blanco que se exhibe en el museo. Se puede apreciar con lujo de detalles el tallado intrincado de los ojos, nariz, labios, orejas y manos de éstos moai e incluso se puede ver el ombligo del moai de la izquierda. Al andar por el costado pasará junto a los fragmentos de moai y de dos tocados de moai que los arqueólogos no pudieron reconstruir y verá el resto de la plataforma sepultada bajo la arena. El moai que está del otro lado de la cerca no tiene las cuencas talladas, lo que implica que lo trajeron desde la cantera pero que jamás lo pusieron en pie sobre la plataforma. El grado de detalle con que está hecha la espalda de estos moai es magnífico, éstos son los únicos moai, fuera de la cantera, que presentan grabados tan detallados. Bajo el nudo del taparrabo se ve con total claridad unos diseños circulares, que según se piensa, serían los tatuajes de la nalga, y más arriba se nota la línea de la columna vertebral. Si observa el muro de atrás, también verá los petroglifos de dos aves y la figura de un lagarto o un mono, así como la antigua cabeza de un moai que data de una fase anterior de esta misma plataforma. En Anakena, el mar suele ser calmo y a una temperatura ideal para bañarse. Hay una línea de boyas que marcan el límite hasta donde controla el salvavidas. Y no hay animales peligrosos que temer en el mar.
En éste lugar se realiza el almuerzo y luego del almuerzo, habrá opción de tomar un baño o explorar el magnífico paisaje circundante.
Regreso en horas de la tarde.



fotfullday3

fotfullday4

TOUR NO INCLUYE:
• Entrada al parque nacional Rapa Nui (Valores; Nacionales USD 23 / Extranjeros USD 63).
• Box lunch.



fotfullday

Contáctenos

Si necesita información sobre programas, alojamiento, tours, arriendo de vehículos, buceo o cualquier tipo de consulta sobre Isla de Pascua, no dudes en contactarnos.

Apina s/n

Isla de Pascua, Chile

Teléfono (+5632) 255 2193

Email: asistentestgo@maururutravel.com

recorrido